¿Que es Pastoral Juvenil?

Hablar de Pastoral Juvenil hoy en América Latina, es tratar un tema que ha sido la opción preferencial para la Iglesia Latinoamericana, si no bien de manera efectiva, tal y como lo han denunciado los Obispos Latinoamericanos, sí de forma afectiva (Documento de Santo Domingo 1992, 114).
El meollo del asunto se encuentra en la falta de una formación seria para realizar el trabajo juvenil capacitando tanto a laicos como religiosos y presbíteros que sean capaces de estar en sintonía con una juventud que cambia cada día con mayor rapidez. Muchas veces se confunde el no saber cómo llegar a los jóvenes y motivarlos, con un supuesto desinterés por parte de este sector hacia el seguimiento de Jesucristo.
Así, al encontrar esta realidad, para poder responder de manera asertiva a las inquietudes juveniles, cada vez con más énfasis se realizan esfuerzos por lograr una Pastoral Juvenil orgánica. Ello ha implicado la creación de nuevas teorías que surgen al contrastar las distintas experiencias, efectuando la reflexión teórica a partir de la realidad y su acción sobre la misma.
Uno de los más claros ejemplos de esta evolución de los conceptos, es la definición de Pastoral Juvenil. Partiendo desde la definición clásica de Tonelli, quien afirma que la pastoral es una sola y por ello aplica las características de su definición de pastoral al trabajo con jóvenes, hasta la definición dada por el Celam en el libro “Civilización del Amor, Tarea y Esperanza”.
Para Tonelli (1985, 22) la pastoral es “la acción multiforme de la comunidad eclesial, animada por el Espíritu Santo, para la realización en el tiempo del proyecto de salvación de Dios sobre el hombre y sobre su historia, en relación a las situaciones concretas de vida”. En su estudio, Tonelli va relacionando cada una de las partes de este concepto con el trabajo que realiza la Iglesia a favor de los jóvenes, de manera tal que se plantea la necesidad de una transformación de la realidad que vive el joven para que logre ser parte de la historia de la salvación.
De Pablo, también plantea la existencia de una única acción evangelizadora de la Iglesia, pero se arriesga a esbozar una primera definición de Pastoral Juvenil, aclarando que la misión pastoral “se diversifica en realizaciones concretas” (1985, 189). Basado en las reflexiones de Tonelli, define Pastoral Juvenil como “la expresión concreta de la misión pastoral de la comunidad eclesial orientada a la condición juvenil” (1985, 189).
Las definiciones anteriores son demasiado amplias, por lo que la evolución del término ha continuado en los ámbitos de Pastoral Juvenil. Ya en 1995, se perfila una definición que ha sido considerablemente aceptada en el contexto del trabajo eclesial con los jóvenes: “La Pastoral Juvenil es la acción organizada de la Iglesia para acompañar a los jóvenes a descubrir, seguir y comprometerse con Jesucristo y su mensaje para que, transformados en hombres nuevos, e integrando su fe y su vida, se conviertan en protagonistas de la construcción de la Civilización del Amor” (CELAM 1995, 176).
Los elementos de la definición anterior están íntimamente relacionados entre sí. Por ello, la Pastoral Juvenil debe ser asumida por toda una comunidad eclesial, que sea capaz de llegar a la cultura juvenil e iluminándola llegue a realizar propuestas concretas y válidas para los jóvenes sobre la construcción de una nueva sociedad.
La definición dada por el CELAM posee la gran cualidad de apuntar hacia un objetivo claro y explicita el sentido concreto de la palabra evangelización. Sin embargo, puede presentar la confusión sobre quién es el agente pastoral. Por ello, es importante señalar, como lo hace Gasques (1989), que la Pastoral Juvenil da cabida al desarrollo de las capacidades del joven al ser él el protagonista de la acción pastoral.
Desde la profundización de estos conceptos y la propia experiencia, el autor de este trabajo ha ido creando una definición de Pastoral Juvenil que se ha utilizado desde hace algunos años en talleres y cursos dictados por el departamento de pastoral Juvenil de la Conferencia Episcopal Venezolana: Pastoral Juvneil es todo trabajo desarrollado por la Iglesia con, por y para la evangelización de los jóvenes.
La introducción de los adverbios con, por y para implica que el joven bautizado ya es parte de la Iglesia y es el primer responsable de la evangelización dentro de su ambiente, pero para cumplir con esta tarea necesita del acompañamiento y apoyo de los adultos que se comprometen con él en esta labor pastoral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: