Conozcamos las Santas Misiones Populares

19 07 2010

GUATEMALA EN MISIÓN CONTINENTAL 2009-2016

 

Introducción
Las comunidades cristianas católicas de Guatemala encabezadas por sus pastores se preparan para iniciar “La Misión Continental”, con la firme esperanza de vivir  un  nuevo Pentecostés que nos impulse a ir, de manera especial, en búsqueda de los católicos alejados  y de los que poco o nada conocen de Jesucristo, para que formemos con alegría la comunidad  de amor de nuestro Padre Dios. (Mensaje Final, Aparecida)

  • ¿Por qué hacemos la misión continental en Guatemala?
  • Porque queremos despertar un gran impulso misionero en nuestra Iglesia de Guatemala, viviendo  con renovado entusiasmo y gran creatividad el mandato de Jesús: “vayan por todo el mundo proclamando la Buena Noticia a toda la humanidad”

 

  • Porque constatamos en nuestra realidad que la “misión se halla todavía en los comienzos” y sentimos el deber de  “comprometernos con todas nuestras energías en tres situaciones: participando en la actividad misionera de la Iglesia, que es propiamente la misión ad gentes;  en la atención pastoral de la Iglesia, que es su actividad ordinaria; y en la nueva evangelización.
  • Por gratitud con los misioneros que nos evangelizaron y nos hicieron Iglesia, y más recientemente,  con los numerosos laicos, religiosos  y ministros ordenados que entregaron su vida sirviendo a su pueblo y por fidelidad al evangelio.

 

  • Por amor a nuestros pueblos en esta hora histórica de cambios socioculturales profundos  y desafíos inéditos, que nos permita ofrecer nuestra mejor contribución “a  la construcción de un país distinto” y mejor; que nos ayude a “mantener la mirada atenta a la realidad que nos rodea, promoviendo creyentes de mirada crítica, que contemplen la realidad desde los ojos de Dios… para la construcción de una humanidad nueva” .
  • Porque queremos promover e impulsar la “nueva evangelización”que nos lleve a la renovación de nuestra Iglesia en sus miembros y en sus estructuras para que sea de verdad una “comunidad de amor”, de discípulos misioneros, e  instrumento de reconciliación y de paz en medio del dolor y el sufrimiento de nuestro pueblo .

 

  • Porque deseamos “implorar y vivir un nuevo Pentecostés en todas las comunidades cristianas” para estimular en ellas  “una salida misionera” que nos conduzca a los ambientes más alejados de Dios, a los indiferentes, a los que han dado la espalda a la Iglesia o han pasado a otros grupos religiosos. Queremos “salir al encuentro de las personas, las familias, las comunidades y los pueblos para comunicarles y compartir el don del encuentro con Cristo, que ha llenado nuestras vidas de “sentido”, de verdad y de amor, de alegría y de esperanza”
  • Porque necesitamos avivar una pastoral de la mirada: mirada de discípulos, que progresivamente van haciendo propios, los ojos de Jesús para mirar de manera nueva a Dios Padre y a los demás; y mirada de misioneros, enviados a “evangelizar el mundo desde dentro”

 

  • Porque necesitamos confirmar nuestra identidad discipular-misionera que nos lleve a vivir intensamente nuestra vocación profética en este país tan golpeado por la miseria, la exclusión, la violencia y el narcotráfico.
  • ¿Qué resultados queremos obtener con la Misión Continental?
  • Que se despierte en muchos el gusto e interés por la Palabra de Dios .
  • Que logremos imprimir una visión más misionera a la Iglesia en Guatemala, a nuestras diócesis y a nuestras parroquias.
  • Que difundamos un mayor respeto y amor por la vida y por la dignidad de la persona humana.

 

  • Que muchos jóvenes se encuentren con Jesucristo, amen a la Iglesia, participen de la misión y se comprometan en la transformación de la sociedad .
  • Que muchas familias reciban el anuncio del evangelio, sean lugar de encuentro con Cristo,  se comprometan en la misión de la Iglesia, sean agentes de cambio social y desarrollo integral .

 

  • Que muchos bautizados de nuestras parroquias despierten la vocación y la acción misionera, destacando su “índole secular” .
  • Que animemos todas las vocaciones, ministerios y carismas presentes en la Iglesia de Guatemala.

 

  • Que se incremente el número de pequeñas comunidades,  de movimientos laicales que redescubran su compromiso misionero y de parroquias que lleguen a ser comunidad de discípulos misioneros.
  • Que se fortalezcan los procesos diocesanos de pastoral mediante una pastoral orgánica

 

  • Que se visiten todas las casas de cada parroquia y de cada diócesis
  • Que se eleve el nivel de formación de todos los agentes de pastoral: misioneros y evangelizadores.

 

  • Que aumente la valoración y la participación a la Eucaristía dominical y a la vida sacramental.
  • ¿Cuáles son los objetivos de la Misión Continental en nuestro país?

OBJETIVO GENERAL: Desde la realidad actual de Guatemala abrirnos al impulso del Espíritu Santo e incentivar en las comunidades cristianas un proceso de acción misionera permanente de los discípulos mediante la Misión Continental, para que nuestra Iglesia se renueve en sus miembros y en sus estructuras a partir del encuentro con Cristo y nuestros pueblos tengan la vida, la alegría y la esperanza que vienen de Dios.
OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  • Por el encuentro con Jesucristo vivo, promover una profunda conversión personal y pastoral de todos los agentes pastorales y evangelizadores, para que, recomenzando desde Cristo, podamos lanzar una evangelización propositiva, entusiasta y gozosa como portadores de buenas noticias para nuestras gentes .
  • Fomentar una formación kerigmática, integral y permanente que, al tener como eje la vida plena en Cristo, renueve los fundamentos de la vida de los discípulos misioneros e impulse una espiritualidad misionera de modo que lleguen a ser  testigos del Reino de Dios en  la Iglesia y la sociedad .

 

  • Dotar a los agentes de pastoral, a las comunidades cristianas, organizaciones, asociaciones y movimientos eclesiales con programas de formación cristiana integral que los capacite para ponerse en estado permanente de misión, les dé seguridad y confianza en sí mismos, a fin de saber llegar hasta los sectores más alejados de la Iglesia, a los indiferentes y a los no creyentes .
  • Comunicar que la vida plena en Cristo es un don y un servicio que se ofrece  a la sociedad y a las personas, preferencialmente a los pobres y excluidos, para que, mediante la pastoral social, mostremos el rostro de una Iglesia samaritana, con un profundo sentido de humanidad y que aprende de su Señor a hacerse eficazmente cercana a toda pobreza, dolor y conflicto .

 

  • ¿Cuáles son las etapas de la Misión Continental?

La misión que deseamos realizar, asumiendo el espíritu de Aparecida,  queremos que sea tarea de todos y que llegue a todos. ¡Que nadie se quede de brazos cruzados! Que sea permanente y profunda , por eso nos proponemos llevarla a cabo en 4 grandes etapas: 1.Sensibilización general para la misión, particularmente de los agentes de pastoral 2. Formación de los animadores de la misión, lo cual permitirá una profundización con grupos prioritarios: agentes de pastoral e integrantes de los grupos eclesiales organizados. 3. Misión sectorial.  4. Misión territorial.

Para mas Información Visita la Pagina de la Diocesis

Otros Recursos:

  1. Folleto de Lectio Divina
  2. Cantoral
  3. Presentación para Dar a Conocer




Carta Por las Santas Misiones Populares

19 07 2010

Carta a la Diócesis de Zacapa y
prelatura del santo Cristo de Esquipulas

 

A las hermanas y hermanos fieles laicos,       
A las consagradas, consagrados y al presbiterio:

¡Ay de mí si no anuncio el Evangelio! (1 Cor 9, 16) Estas palabras del Apóstol san Pablo queremos hacerlas nuestras en el caminar que hemos emprendido con las Santas Misiones Populares.
Estando muy cercana la celebración del acontecimiento tan importante del primer retiro diocesano de los misioneros y misioneras, quisiera dirigirles unas palabras más para que podamos aprovechar esta gran oportunidad.
Con las Santas Misiones Populares respondemos a la voluntad del Señor, que nos envía a predicar el Evangelio (Mc 16,15) y hacer discípulos a todos las gentes. Este tiempo tenemos que verlo como “tiempo de gracia”, “día de salvación”, y por lo tanto les exhorto como san Pablo “a no echar en saco roto la gracia de Dios” (cf. 2Cor 5, 20-6, 2).
Con esta carta quiero anunciarles con gozo que llegó el momento de comenzar las Santas Misiones Populares. Éstas han nacido del deseo de hacer  misioneras las parroquias de nuestra diócesis y prelatura, para responder a la voluntad del Señor,  que nos envía a todo el mundo a predicar el evangelio (Mc 16, 15)  y hacer discípulos entre todos los habitantes de las naciones (Mt 28, 19). 

Nuestra respuesta a la misión continental

Los Obispos reunidos en Aparecida nos han pedido de manera inexcusable que “con entusiasmo realicemos la gran Misión Continental, la cual  será para todos un nuevo Pentecostés que nos impulse a ir, de manera especial, en búsqueda de los católicos alejados y de los que poco o nada conocen a Jesucristo”.  “Misión que debe llegar a todos,  ser permanente y profunda”. (Mensaje final, 5). Son palabras muy comprometedoras que nos obligaron a hacer un alto en nuestra vida y en nuestro trabajo pastoral y, después de haber reflexionado durante bastante tiempo en el presbiterio y en la asamblea diocesana y prelaticia, hemos tomado juntos la decisión de optar por las Santas Misiones Populares, en sintonía con nuestro proyecto pastoral.

¿A quiénes compromete las santas misiones populares?

Ante todo, a los Consejos de Pastoral sobre quienes recae la principal responsabilidad, así como a las misioneras y misioneros que han sido designados para este propósito y quienes tienen que esmerarse en su formación específica. Además las comisiones pastorales, los catequistas, ministros extraordinarios de la Comunión y los movimientos laicales, que, sin renunciar a su identidad, se integren plenamente en el proceso de las Santas Misiones Populares, con la finalidad de construir juntos una parroquia, comunidad de comunidades, en la que cada creyente llegue a ser discípulo misionero para el servicio de la vida digna de nuestro pueblo. Será muy alentador ver la participación de familias, jóvenes, niños, campesinos, profesionales, de hombres y mujeres de las ciudades. Como lo dice Aparecida: “ninguna comunidad debe excusarse de entrar decididamente, con todas sus fuerzas” (DA 365); y el Mensaje final nos urge: Jesús invita a todos a participar en su misión. ¡Que nadie se quede de brazos cruzados!

¿Cuáles son los objetivos que nos hemos propuesto como iglesias locales?

Llegar a ser una Iglesia en comunión, llena de ímpetu y “audacia misionera”, en que todos los bautizados tengan la posibilidad de tener un encuentro personal con Jesucristo, que les lleve a un cambio de vida integral (DA 278. 223ª)  y consecuentemente lleguen a ser misioneros.

Partir del sólido fundamento de la Palabra de Dios conocida y profundizada con su lectura orante.

Formar nuevas comunidades fraternalmente unidas, donde sus miembros se sientan valorados y corresponsables  en el trabajo, para que las parroquias sean redes de comunidades vivas.

Tener una experiencia profunda e intensa del Dios Amor que nos lleve a un cambio de vida integral.

Dar un verdadero sentido a nuestra vida.

Convocar a todas las fuerzas vivas de la sociedad para el cuidado de la creación, la casa común, que está en riesgo; y favorecer un desarrollo humano sostenible basado en la justa distribución de las riquezas y la comunión de los bienes entre todos (cf. DA. Mensaje Final, n. 4).

Diócesis de Zacapa y Prelatura del Santo Cristo de Esquipulas: ¡ÁNIMO, nuestra vida es Misión!

Hoy cobra toda su fuerza para nosotros la Exhortación de los obispos de Guatemala, al convocar el año pasado a la Misión Continental: “¡Ánimo, Iglesia de Guatemala!  ¡Tu vida es misión!  Cuentas con la fuerza del Espíritu para ser Iglesia misionera. Ofrece a todas las gentes, con sencillez y valentía, el Evangelio que es Jesús. Enciende el corazón de los jóvenes que buscan sentido para sus vidas y alegría para su corazón.  Pon fuego en las familias para que sean hogar en que madura la fe y crezcamos en santidad.  Recuerda en especial a los que se alejaron y aquellos de los cuales tú misma te alejaste.  Dialoga con confianza con quienes dicen que no creen en Dios y que no saben nada de Jesús. Ofrece a toda la sociedad la fuerza humanizadora del Evangelio.  Promueve la solidaridad, la reconciliación y la paz. Sé impulsora de la dignidad de los hombres, de la calidad moral de los pueblos, del desarrollo liberador de las culturas.  Acoge en tu seno a los pobres, a los enfermos y marginados porque tú reconoces en ellos a los hijos e hijas de Dios.  Alumbra, para todos, la esperanza del Reino, que señala el rumbo y la meta de nuestras vidas”.

 

Recordando las Fechas de nuestro primer retiro

Para la Diócesis de Zacapa y Chiquimula los días 30, 31 de julio y 1 de agosto.

Para la Prelatura de Esquipulas los días 6, 7 y 8 de agosto.

Con la ayuda del Espíritu Santo y María una monos en la oración.

El Espíritu Santo es el protagonista de la misión, por eso tenemos que invocarlo con toda la fuerza de nuestro corazón. La Virgen María, Nuestra Señora de Fátima nos acompaña con su intercesión para que seamos auténticos discípulos misioneros de su Hijo Jesucristo.
Pido a todas las parroquias que durante la mañana del domingo en que celebraremos el retiro las comunidades nos acompañen con la oración. En la tarde se celebrara la Santa Eucaristía.
Me despido de ustedes con las palabras del Apóstol: “La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo esté con todos ustedes (2 Cor 13, 13)

 

Mons. Rosolino Bianchetti Boffelli
Obispo de Zacapa y Santo Cristo de Esquipulas.

Zacapa, 2 de julio de 2010.





¡¡¡La Civilización del Amor!!!

4 01 2010
Libro Civilización del Amor, Tarea y Esperanza

Libro Civilización del Amor, Tarea y Esperanza

En muchas oportunidades he podido escuchar que a muchos jovenes lideres de varios grupos juvenilies no encontraban material para poder trabajar, pues el problema principar esque tambien como lideres estamos un poco desinformados. Hace mas de 10 años en 1995 se publico por parte de la Sección de Juventud del CELAM (Consejo Episcopal Latinoamericano) un libro el cual son Orientaciones para una Pastoral Juvenil Latinoamericana fuerte, el cual contien temas imortantisimos para orientarnos a fortalecer los aspectos mas bulnerables en el continente ya que como bien lo dice es de los Obispos de Latinoamerica para los Jovenes de Latinoamerica…

Asi que sin mas se los dejo para que lo puedan Aplicar. Civilización del Amor








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.